martes, 11 de abril de 2017

Las arañas y sus telas son las protagonistas exclusivas de la muestra de Tomás Saraceno


Las arañas y sus telas son las protagonistas exclusivas de la muestra de Tomás Saraceno


telam

Se trata una constelación de kilómetros de telas de araña fabricada en los últimos meses por 7.000 arañas de la especie Parawixia bistriata. Se podrá visitar hasta agosto en el Museo Mamba
"Tomás Saraceno: Cómo atrapar el universo en una telaraña", la primera exposición individual en un museo argentino del artista tucumano afincado en Berlín, una constelación de kilómetros de telas de araña fabricada en los últimos meses por 7.000 arañas de la especie Parawixia bistriata.

La ciencia y el arte se balancean con total naturalidad en la obra de este arquitecto nacido en 1973, al punto de que sus singulares creaciones llaman la atención por igual tanto desde la Bienal de Venecia como del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), y desde el Museo Metropolitano de Nueva York hasta la Nasa, siempre a raíz de sus investigaciones en torno a las telas de arañas, un proyecto que ya lleva casi diez años y que lo convirtió en la única persona en el mundo que posee una colección de telas de arañas.

En la primera sala, miles de arañas -que ya no están- han tejido kilómetros de telas de finísimos hilos de seda que prácticamente brillan en la sala casi en penumbras, una pieza rara de describir y clasificar. Hay que moverse con cuidado y observar detenidamente para no perderse los detalles de esta construcción original. En tanto, en el subsuelo, los visitantes pueden asistir a una suerte de concierto cósmico, protagonizado por una araña, su fascinante tela y las partículas de polvo presentes en el espacio cuyos movimientos producen un sonido que amplificado retumba en el ambiente.

“Hace 140 millones de años que las arañas están en la tierra. Esta muestra implica ponerlas en el centro de la escena. Es entrar en confianza con esta especie y la posibilidad de colaborar en todo sentido, algo que las especies tienen que hacer más profundamente. Salir del antropoceno, de esta era centrada en el hombre, para poder, en algún momento, vivir y coexistir con otras especies”, dice a Télam Tomás Saraceno, de una rara cadencia al hablar luego de tantos años fuera de la Argentina, de sonrisa tímida y profundos ojos azules.
El discurso científico se fusiona con una veta poética cuando Saraceno describe, con entusiasmo, sus proyectos: “Las arañas siempre largan un hilo cuando caminan, así que una telaraña es siempre un diagrama de una ciudad-grilla o la huella de un recorrido. Nos olvidamos que una telaraña es siempre un mapa de su movimiento. Me gusta pensar que más que un mapa del pasado, de su recorrido, es también un mapa del futuro”, observa el artista.
Y prosigue: “Cuando una araña lanza sus hilos al aire, el viento y el calor las eleva y se transforman en aéreas, sus hilos durante el vuelo son proyecciones de sus futuros caminos, y dependiendo de cuán largas sean esas líneas, el viento las llevará en diferentes direcciones”, agrega el creador, y se refiere así a un particular movimiento arácnido conocido como ballooning, una idea de flotación que también trasladó a algunas de sus más célebres creaciones. Saraceno lo explica y hace un dibujito, con birome, sobre la hoja.

- Télam: ¿Cómo fue el proceso de traer las arañas al museo? ¿De manipularlas para que alcancen lo que te proponías?
- Tomás Saraceno: Es al revés. Cómo las arañas, que hace 140 millones de años están en la tierra, logran manipular a los humanos para tomar presencia en el museo donde estamos ahora. Son especies que saben mucho más que nosotros sobre este planeta, así que las que manipulan son las arañas, no nosotros. Me parece que hay que volver a plantear la pregunta. El antropoceno es una era donde la presencia del hombre en el mundo provoca cambios, cómo el humano domina.. pero el ser humano no domina nada. Va a desparecer, si no aprende de otras especies, a cómo sobrevivir en el planeta. Hay que cambiar esa perspectiva y darse cuenta de que las arañas viven en el museo y en nuestras casas desde siempre. La gente me dice: "Cómo las cazaste?", "¿Cómo las trajiste?'", y hay que invertir la pregunta.
- Télam: ¿Por qué "atrapar el universo en una telaraña"?
- TS: Naturalmente, porque una tela de araña es una especie de captura del universo, porque ahí caen partículas que son más viejas que este sistema solar. Entre 300 y 500 toneladas de polvo cósmico caen a la Tierra a través de la atmósfera cada día, partículas, tan antiguas como el universo.
ubicación

"Tomás Saraceno: Cómo atrapar el universo en una telaraña" se podrá visitar hasta agosto en el museo de Avenida San Juan 350, en el barrio porteño de San Telmo, de martes a viernes de 11 a 19. Sábados, domingos y feriados de 11 a 20. Entrada general: $20. Martes: gratis.


Conversaciones de la critica de arte Alicia de Arteaga con Tomas Saraceno en ocasión de la inauguración de su muestra en el MAMBA Museo de Arte Moderno de Buenos Aires