miércoles, 28 de septiembre de 2016

El hiperrealismo de Matthew Penn, en el Palau Robert.



El hiperrealismo de Matthew Penn, en el Palau Robert.
publicado en Diario Design

El artista Matthew Penn se ha asociado con ERCO para demostrar a través de sus cuadros hiperrealistas que sin una buena iluminación no son nada. Se le puede preguntar a La Gioconda de da Vinci o La noche estrellada de Van Gogh, pero también se puede comprobar in situ en la exposición que se inauguró el pasado 22 de septiembre en el Palau Robert de Barcelona.


En una muestra que vio la luz por primera vez durante el London Design Festival 2015 en la sala de exposiciones de ERCO en Londres, Matthew Penn combinatécnicas de pintura tradicionales con la luminotecnia más avanzada para insuflar vida a sus retratos. Para ello, en su exposición Illuminating Characters ha confiado en los sistemas de proyectores de ERCO, que adapta exactamente a sus cuadros tanto durante la producción como en la presentación. “Hay que entender que la luz es parte del arte”, comenta el pintor autodidacta que se inspira en el claroscuro de Caravaggio, Tiziano o Rembrandt y que se preocupa de que la iluminación permita distinguir todos los matices de la pintura, minúsculas arrugas, poros, cada cabello y hasta los pelos de la barba.

“Es preciso entender que la luz forma parte del arte. Pese a que no esté directamente ligada a la obra de arte, es un elemento integral de ésta, que proporciona exactamente el efecto que deseo alcanzar como artista”. Para ello y gracias a su perfeccionismo extremado, él es el encargado de preparar las salas para sus cuadros: en un entorno de exposición, utiliza iluminación controlada por sensores, de modo que cuando una persona entra en la sala se enciende desde la oscuridad, lentamente al principio, el proyector Pollux de 3000 kelvin de ERCO, y a continuación entra en acción gradualmente otro proyector de 4000 kelvin. “El observador tiene así la sensación de que el cuadro está evolucionando allí mismo, cobrando vida ante sus ojos. De este modo se potencian los efectos visuales que he creado como pintor. Concretamente, mediante pares de proyectores se pueden realzar por ejemplo la frente, los ojos, el mentón y los hombros de la persona retratada. Para lograr el efecto deseado, utilizo hasta cuatro pares de proyectores Pollux”.

El cuidado ambiente de exposición acentúa de forma precisa los detalles esenciales que le dan más profundidad a los motivos y, además, resalta las emociones. Para crear de esta manera, en sus pinturas, una dimensión adicional con la ayuda de la luz se necesitan distribuciones de luz con mayor precisión y sin ningún tipo de luz dispersa.  en definitiva.
La sala de exposiciones del Palau Robert es el escenario perfecto para disfrutar de los cuadros, tras haber hecho escala en Londres y París.
Video
Exposición Matthew Penn – Illuminating Characters
22.9. – 9.10.2015
Palau Robert
Passeig de Gràcia 107
08008 Barcelona

http://palaurobert.gencat.cat