jueves, 16 de enero de 2014

El arte clásico cobra vida con la magia de la tecnología digital



El arte clásico cobra vida con la magia de la tecnología digital
publicado por La Stampa Italia



El enigma de la belleza
«Devoradora de tiempo, romo tú patas del león, 
y hacer que la tierra devora a sus polluelos dulce; 
Pluck los dientes afilados de las mandíbulas de la feroz del tigre, 
y quemar el ave fénix de larga vida en su sangre; » 
(W. Shakespeare, Soneto no. 19)

Sobre la belleza, siempre ha colgado la nube de destino y el tiempo que todo lo devora. 
Beauty ha sido invocada, re-imaginado y descrito desde la antigüedad como un momento fugaz de la felicidad y la plenitud inagotable de vida, condenada desde el principio a un redentor todavía final trágico. 
En esta interpretación por Rino Stefano Tagliafierro, esta belleza se trae de nuevo a la fuerza expresiva de los gestos que brota de la inmovilidad de la lona, ​​la animación de un sentimiento perdido de las obras maestras fijeza. 
Su como si estas imágenes que la historia del arte ha consignado a nosotros como movimiento congelado puede hoy volver a la vida gracias al fuego de la invención digital. 
Una serie de imágenes bien seleccionadas a partir de la tradición de la belleza pictórica se apropió, (desde el Renacimiento hasta el simbolismo de finales de 1800, a través del Manierismo , Pastoreo, el Romanticismo y el Neoclasicismo) con la intención de volver sobre el sentimiento bajo el velo de la apariencia. 
Una inspiración que vuelve a nosotros el sentido de una caída, y la brevedad existencial que el autor interpreta como trágica dignidad, con un ojo sin encantamientos capaz de captar el sentido más profundo de la imagen. 
belleza en esta interpretación es el compañero silencioso de la vida, inexorablemente conduce de la sonrisa del bebé, a través de éxtasis erótico a las muecas de dolor que cierran un ciclo destinado a repetir hasta el infinito. 
Son , desde el inicio de una salida del sol romántica en la que grandes pájaros negros vuelan a la puesta de sol más allá de final de ruinas góticas que completan la pieza, una obra del tiempo fugaz.


Giuliano Corti 
(Inglés traduction: Thomas McEvoy)