sábado, 16 de junio de 2012

El rector Aníbal Jozami y el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) otorgaron el título de Profesor Honorario



El rector Aníbal Jozami y el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) otorgaron el título de Profesor Honorario

Enio Iommi: “La única forma de seguir adelante es que la nueva generación de jóvenes nos superen, que sean revolucionarios”

Buenos Aires, junio de 2012.- El rector Aníbal Jozami y el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) otorgaron el título de Profesor Honorario al destacado escultor y artista plástico Enio Iommi. En el homenaje, participaron el rector de la Universidad Aníbal Jozami, el artista Diego Bianchi y la curadora Nelly Perazzo. En el mismo acto, el Cuarteto de Cuerdas de la UNTREF ejecutó dos piezas musicales para agasajar al artista.
Enio Iommi, nacido en Rosario en 1926, es un destacado escultor de extensa trayectoria cuya matriz vanguardista inicial, desplegada en el marco de la fundacion y desarrollo del Arte Concreto en la Argentina, se proyecta en su obra e investigaciones fuertemente comprometidas con el tiempo contemporáneo.

Aníbal Jozami aseguró “si hay una obligación que tiene una universidad es inculcar a sus alumnos y a todos los que la componen la voluntad de crear e innovar, de no copiar y ser originales, de persistir y seguir adelante”. “Por eso Enio Iommi es un ejemplo para la Universidad, un ejemplo de creación, de un artista que nunca dejó de pensar en innovar”, reconoció el rector de la UNTREF al hacer entrega del título de Profesor Honorario al artista.

“En toda ésta última etapa Iommi manifiesta un afán de integrar el arte con la vida, entendida como un ámbito de conflictos y de contradicciones sin resolver. Iommi entró, con este tipo de obras, en la línea de escultores que se interesaron en la técnica del assamblage y del uso de la chatarra, en la cual la existencia se revela desnuda en toda su caoticidad”, explicó la curadora Nelly Perazzo.

 “Tengo que agradecer enormemente a la Universidad Nacional de Tres de Febrero, pero yo no soy un maestro, soy una persona. Yo dejo que los alumnos míos reflexionen, piensen y desarrollen, mi única intervención es hablar con ellos y tratar de transmitir cosas que yo siento. Este homenaje se lo voy a dedicar a mi hermano, el escultor Claudio Girola, porque me enseñó a no caer en el academicismo”, dijo Enio Iommi, quien también consideró que “el único juez para el artista es el tiempo”.

En el acto, colmado de personalidades de la cultura, fueron varios los que quisieron dedicar unas palabras a Iommi. María José Herrera, Diana Wechsler, Ana Gallardo y Laura Buccelatto, entre otros, dedicaron palabras afectuosas al artista y relataron anécdotas para el auditorio. Estuvieron presentes jóvenes de las carreras de grado y posgrado de la universidad a los cuales Enio Iommi dedicó gran parte de su discurso. “Lo único que pido es que la nueva generación nos supere y que los jóvenes sean revolucionarios, es la única forma de seguir adelante. No piensen individualmente, piensen en el arte, porque no tiene bandera sino que es universal. Es la única forma que nos comunicamos, el arte marca las épocas, marca la historia. El arte es una pasión, es un pensamiento”, expresó.

El artista, además, pidió que “la gente concurra a los museos, porque eso siempre levanta el espíritu”, y aprovechó la ocasión de su homenaje para donar a la Universidad una de sus esculturas. “Si yo hago esta donación, es porque yo conocí Caseros en el año ‘40 y era un pueblo muy humilde. Pasaron muchos años en esa situación hasta que surgió la universidad, Hay un museo fantástico con obras fantásticas, cosa rara de ver en la Capital. Por eso es que hago esta entrega. Les digo a los alumnos de esta universidad que luchen por ella porque levantó fuertemente la cultura del pueblo; porque cuando un pueblo pierde la cultura, lo pierde todo”, expresó el artista.